imagen del logoT imagen del logoM

El Gumial

Foto nº:1. Ubicación de la ruta
Ubicación de la ruta.
Foto nº:2. Recorrido de la ruta
Recorrido de la ruta.
Foto nº:3. Cuevas, punto de partida.
Cuevas: punto de partida.
Entrada a Cuevas bajando del puerto.

Entrada a Cuevas bajando del puerto. Punto de partida.

Foto nº:4. Salida de Cuevas
El inicio de la ruta se encuentra después de revasar la curva que se ve al fondo; por tanto, es necesario comenzar caminando por la carretera en dirección al puerto.

El inicio de la ruta se encuentra después de la curva.

Foto nº:5. Curva las calzas
Después de pasar la curva se coge la pista que parte a la derecha de la carretera, luego, tomando el primer camino nos lleva al otro margen del río.

Después de la curva se toma la pista y el primer comino a la derecha

Foto nº:6. Vista de las praderías
Ya en la otra orilla giramos de nuevo a la derecha, lo que hace que ahora caminemos en dirección opuesta a la del punto de partida.

En la otra orilla giramos de nuevo a la derecha.

Foto nº:7. Arroyo
Una vez cruzado el arroyo de Riopinos (imagen obtenida después de cruzar) se encuentra un hayedo por el que se debe iniciar el ascenso.

Hay que cruzar el arroyo y continuar hasta llegar a un hayedo.

Foto nº:8. Subiendo por el hayedo
Se asciende zigzagueando por el hayedo hasta alcanzar la parte superior de la finca que se encuentra a la izquierda.

Se asciende zigzagueando por el hayedo.

Foto nº:9. Sendero
Librando la finca por la parte superior.
Foto nº:10. Vista de la carretera hacia el puerto
En poco tiempo se puede disfrutar de vistas como esta. En el centro vemos la carretera que sube serpenteando hacia San Isidro.

Carretera subiendo hacia San Isidro.

Foto nº:11. Cuadra.
Seguimos subiendo.
Foto nº:12. Cascada
Más arriba encontramos un camino ancho que va hasta el río donde se encuentra un salto de agua (creo que es conocido como "El Pingarón"). También es visible desde el sendero de la ruta.

Más arriba, un camino a la izquierda nos acerca hasta este salto de agua.

Foto nº:13. Llegando a Varera
Avistamos Varera. Aquí el camino nos da un respiro y podemos recuperar fuerzas.
Hacia la izquierda, entre la vegetación, se aprecia la cascada.

Entre la vegetación de la izquierda se aprecia la cascada.

Foto nº:14. Varera desde la distancia
Varera, arropada por la vegetación en el valle del arroyo de Riopinos.

Varera.

Foto nº:15. Árboles secos
Foto nº:16. Desde Varera
Foto nº:17. Varera.
Varera.
Foto nº:18. Varera
Foto nº:19. Arandanales
Arandanales.
Foto nº:20. Otra cascada
Otra pequeña cascada.
Foto nº:21. Vista de lo caminado
Foto nº:22. Vista atrás
De vez en cuando es gratificante mirar lo andado.
Foto nº:23. Cumbres nevadas
Otra pequeña cascada.
En algunas fotos se pueden ver restos de nieve. Esto es debido a que fueron tomadas en distintas ascensiones.

Otra pequeña cascada.

Foto nº:24. Abedul solitario
Después de dejar atrás la zona arbolada, aparece un joven abedul junto a un aroyo y encaramado encima de una roca.
Foto nº:25. Arroyo
Foto nº:26. Manantial
Riopinos. El agua brota a ras de suelo entre dos pequeñas rocas a una temperatura muy baja. Es conveniente el avituallamiento de agua aquí, pues no encontraremos más hasta poco después de haber iniciado el descenso

Riopinos.

Foto nº:27. Refugio
Sin necesidad de dejar atrás el manantial, ya se avista este refugio. El sendero que aqui vemos nos señala en la línea del horizonte por donde tenemos que pasar.

El refugio. El sendero nos señala en la línea del horizonte por donde debemos pasar.

Foto nº:28. Riopinos
Riopinos, al abrigo del pico Nogales. Hacia el centro de la foto se encuentra el refugio y el manantial vistos en las ateriores fotos.

Riopinos.

Foto nº:29. Collada
Ahora vamos en travesía por una collada desde la que podemos disfrutar de unas bellas vistas.
Foto nº:30. Vacas en la collada
Foto nº:31. Vista desde la collada
Al fondo se puede divisar la carretera llegando al puerto y a su izquierda el Pico Torres.
Foto nº:32. La carretera llegando al puerto
En esta foto se puede apreciar mejor la llegada de la carretera a la Estación de Fuentes de Invierno y al Puerto de San Isidro.

Al fondo se ve la carretera llegando al puerto de San Isidro.

Foto nº:33. Vista del Retriñón
El Pico Retriñón con el Otero a sus pies y La Tavierna a su derecha.

Hacia el norte vemos el Pico Retriñón.

Foto nº:34. Se avista El Gumial
Hacia el centro de la imagen se encuentra El Gumial y, al fondo, después de los árboles, la carretera al inicio del puerto.
Foto nº:35. Collada
En este tramo de la collada hay que extremar las precauciones si se encuentra cubierto de nieve. A la derecha tenemos el pico El Oso.

Este tramo de la collada resulta bastante peligroso si está cubierto de nieve.

Foto nº:36. Suelo inestable
Aquí se puede apreciar mejor la inestabilidad del suelo, que con nieve quedaría oculto.

Aquí se puede apreciar el suelo inestable que con nieve quedaría oculto.

Foto nº:37. Collada
Cuando el sendero que se ve en la parte superior izquierda está cubierto de nieve dura, lo mejor es cruzar por lo más llano, pero como vimos en la foto anterior el suelo es muy irregular.

Esta foto tomada cerca del pico nos muestra el último tramo mencionado anteriormente.

Foto nº:38. Llegando a la cumbre
Llegando a la cumbre.
Foto nº:39. Pico el Oso
Pico El Oso - altitud 2025m.
Foto nº:40. Vegará
Mirando hacia el sur, en el centro de la foto vemos el Puerto de Vegarada, "Vegará", en la zona perteneciente a León.

"Vegará". Zona perteneciente a León.

Foto nº:41. Carretera descendiendo hacia la Vecilla de León
Carretera descendiendo hacia la Vecilla, León
Foto nº:42. Vista de la zona de descenso hacia el Gumial
Vista de la zona de descenso hacia el Gumial.
Foto nº:43. Los Castillones..
Los Castillones.
Foto nº:44. A la vista, El Gumial
Hacia el centro de la imagen se encuentra la braña de El Gumial.
Foto nº:45. Arroyos
El agua discurre por diversos arroyos hasta converger en uno solo poco antes de su paso por El Gumial.
Foto nº:46. Senda
La senda que se ve hacia el centro de la foto es la nueva ruta con salida desde El Fielato
Foto nº:47. Un manantial
Antes de llegar a El Gumial el agua brota aquí y allá formando varios arroyos hasta converger en uno solo.
Foto nº:48. Helechos
Foto nº:49. Mirando atrás
Foto nº:50. Llegando a El Gumial
Llegando a El Gumial.
Foto nº:51. Arroyos llegando a El Gumial.
Foto nº:52. Llegando a El Gumial.
La unión de varios regueros propicia que el caudal del arroyo a su paso por El Gumial sea bastante generoso.

Llegando a El Gumial.

Foto nº:53. El Gumial, engalanado con una alfombra de flores.
El Gumial, engalanado con una alfombra de flores.

El Gumial, engalanado con una alfombra de flores.

Foto nº:54. El Gumial
El Gumial
Foto nº:55. El Gumial
El Gumial
Foto nº:56. El Gumial
El Gumial coronado por los Castillones.
Foto nº:57. La majada del Gumial
La majada del Gumial colgada al cuello de Los Castillones.
Foto nº:58. Una mirada atrás
Mirando atrás.
Foto nº:59. Descendemos
Pronto, llegamos a un bosque de hayas donde solo se oye el agua cantarina al descender por entre las piedras formando pequeñas cascadas hasta unirse al río Braña.
Foto nº:60. Río Gumial
Río Gumial o "Regueru l´Alba".
Foto nº:61. Descendiendo por el hayedo.
Descendiendo por el hayedo.
Foto nº:62. Hayedo
Foto nº:63. Hayas
Foto nº:64. Senda por el hayedo
Senda por el hayedo.
Foto nº:65
Ya casi abajo, se vislumbra la carretera y la pista por la que descenderemos hasta el punto de partida.

Poco queda para llegar abajo, y ya avistamos el punto de partida.

Foto nº:66. Praderías
Foto nº:67. Puente sobre el Río Braña
Puente sobre el Río Braña.
Foto nº:68. Río Braña
Río Braña.
Última foto.

Río Braña.
Última foto.

Las veces que subí hasta la majada de El Gumial, lo hice siguiendo el itinerario de la ruta que había por aquél entonces. La salida se hacía, y la seguí haciendo, desde Cuevas, a tres kilometros y medio de Felechosa. El inicio se hace caminando por la carretera en dirección al puerto hasta pasar la curva Las Calzas, donde se toma una pista que parte paralela a la carretera hasta encontrar un camino a nuestra derecha que cruza toda la pradería y el río hasta la otra orilla, para dejarnos en la falda de la otra montaña. Aquí giramos 90 grados a la derecha y, tras cruzar el arroyo de Riopinos, se empieza el ascenso por un sendero que sube en zigzag atravesando un bosque de hayas. Hay que llegar a rebasar por la parte superior una finca cerrada con un muro de piedra que transcurre a nuestra izquierda. Al poco de superar este cierre nos encontramos un camino en dirección hacia el río, que habrá que tomar si queremos ver el salto de agua conocido como"El Pingarón", sino, se puede continuar y un poco más arriba se puede llegar a "ver" entre la vegetación. Desde aquí ya se divisa Varera, un conjunto de cabañas que hay que cruzar (el tramo donde se encuentran las cabañas, cuando la vegetación está alta, cuesta un poco pasar). Se sigue ascendiendo bajo el cobijo de los árboles, aunque estos pronto se dejarán atrás.

El Arroyo Riopinos brota de debajo de una roca (foto nº 26) y aunque sea pleno verano el agua sale muy fria. Es aconsejable coger agua aquí, pues no habrá ocasión de coger más hasta que se empiece a descender. Se sigue el ascenso pasando al lado del refugio. Más arriba se gira hacia el este para cruzar una collada, y al final de esta, solo queda realizar un último esfuerzo para subir hasta el pico El Oso. El descenso se hace por la vaguada del río Alba (un lugareño me dijo que siempre ha conocido el arroyo con el nombre de "río Gumial"), cruzamos en el descenso la majada de El Gumial y un bosque de hayedos precioso. Cruzando un puente cogemos nuevamente la pista que discurre paralela a la carretera y descendemos un kilometro y medio aproximadamente, para llegar al punto de partida.

Hace unos años a esta ruta le hacen una reestructuración de itinerario y ahora tiene su inicio en El Fielato, lugar próximo al Puerto de San Isidro. He de confesar que yo nunca la hice desde ese lugar, por lo que desconozco el recorrido que separa a El Fielato del Gumial. La razón más fundamental de no partir desde ahí es la necesidad de otra persona que te lleve hasta el punto de partida, o que te recoja en el de llegada. Otra de las razones que me incita a subir desde Cuevas es, como podras ver en las fotografías, que el lugar te cautiva en cada momento de todo el recorrido.

La ruta es: Cuevas, Varera, Riopinos, Pico El Oso, El Gumial, Cuevas.
   El tiempo aproximado del recorrido es de "cinco horas".