Emerito de la fuente aller

Graduación ciclos formativos IES Fuente Roniel 2017

Tamaño de esta vista previa PNG de este archivo SVG: 562 × 599 píxeles. Otras resoluciones: 225 × 240 píxeles | 450 × 480 píxeles | 720 × 768 píxeles | 960 × 1.024 píxeles | 1.921 × 2.048 píxeles | 1.150 × 1.226 píxeles.

Este archivo contiene información adicional, como metadatos Exif, que puede haber añadido la cámara digital, el escáner o el programa de software utilizado para crearlo o digitalizarlo. Si el archivo se ha modificado con respecto a su estado original, es posible que algunos detalles, como la marca de tiempo, no reflejen totalmente los del archivo original. La marca de tiempo sólo es tan precisa como el reloj de la cámara, y puede ser completamente errónea.

The world on a diet | Francesco Zaratti | TEDxKantutani

If there is one thing nobody talks about in Zarzuela, it is security issues. The reason is obvious. People’s lives can be put in danger. Not only of the Royal Family, but also of the staff working for them.

  Ruta les fuentes aller

There are currently 300 civil guards designated to the security of the Head of State and his entourage. They are structured in shifts and departments, because not all are dedicated to the same thing. There are agents who act as bodyguards, who belong to the GAR (Rapid Action Group) of the Benemérita. They are the ones who have the personal security course. Others are in charge of other functions such as placing the photographers at the events in the place that corresponds to them or registering the entrances and exits of the enclosure of El Pardo.

The security staff of Felipe VI’s father stays in the same hotel as the Emeritus, the ‘Emirates Place’, a luxurious complex with a private natural bay and a 1.3-kilometer beach. It has 394 rooms and suites. Two large swimming pools with artificial waterfalls. It has a huge suite called ‘Palace’, with three bedrooms of 680 square meters in total and a price of 12,600 euros per night.

LA COLABORACIÓN DE Carlos Arredondo Sibaja

El dramaturgo George Bernard Shaw y el primer ministro británico Winston Churchill mantuvieron una rivalidad un tanto amistosa. En un famoso intercambio Shaw escribió: “Querido Churchill, te adjunto dos entradas para la primera noche de mi nueva obra, confío en que vengas y traigas a un amigo… si encuentras alguno”, a lo que Sir Winston respondió: “Querido Shaw, me es imposible asistir a la primera representación, pero intentaré asistir a la segunda… si hay alguna”. Aunque no se trata de una obra de teatro, sí es la segunda vez que mi país tiene el honor de acoger esta cumbre mundial. Es toda una distinción. Como algunos de ustedes recordarán, en 1971 México fue sede del V Congreso de la Asociación Mundial de Psiquiatría (WPA).

  Ruta de las fuentes aller

No hace falta decir que, desde entonces, muchas cosas han cambiado en nuestro campo. El mundo ha experimentado transformaciones radicales y es precisamente por ello, que las responsabilidades sociales de la psiquiatría son quizá más relevantes que nunca. Sin embargo, en la inauguración de aquel Congreso, hace cuarenta y siete años, cuando la Ciudad de México tenía menos de la mitad de la población actual y era más fácil para los visitantes desplazarse, el Presidente del Congreso, hizo una declaración tajante sobre nuestra responsabilidad social en relación con los posibles abusos de la psiquiatría en aquellos tiempos. Tras visitar la Unión Soviética con un grupo de líderes mundiales y miembros del Comité Ejecutivo de la WPA, en respuesta a las afirmaciones de que se estaba utilizando la psiquiatría para silenciar a los disidentes políticos, y dado que existían dudas razonables para creer que pudiera haber ocurrido, pensó que alguien tenía que denunciarlo, ya que tal práctica era absolutamente inaceptable. Me enorgullece decir que ese hombre era mi padre. No cabe duda de que recibió una gran ovación, pero lo más importante es que la WPA reafirmó su liderazgo al ponerse del lado no sólo del conocimiento y la ciencia, sino también de la ética y los valores sociales. Sabemos que tales compromisos han prevalecido y que forman parte de la fuerza de la WPA. Al recordar la valiente declaración de mi padre en aquella ocasión, alabo también a todos los colegas que han contribuido a fomentar un código tan loable.

  Emerito de la fuente aller
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad